Peritos forenses

La titulación oficial obtenida a través de los estudios superiores correspondientes, permiten a los Peritos Forenses ilustrar ante el juez y los tribunales, su perspectivas sobre algún suceso en los que el perito es profesional y está capacitado para auxiliar científica y técnicamente una investigación judicial.

Los peritos forenses tienen una capacidad de búsqueda y análisis informátivo que ayuda a esclarecer casos judiciales en los que el juez no puede alcanzar con sus conocimientos, realizan una evaluación e interpretación de lo sucedido detallado, poseyendo una gran habilidad a la hora de tratar la evidencia en la cadena de custodia.

Y es que después de más de 10 años de la entrada en vigor de la Ley 1/2000 de Enjuiciamiento Civil, las pruebas periciales aportada por los peritos siguen siendo un pilar fundamental sobre el que se sustenta el proceso civil, sobre todo y cada vez más en aquellos suceson en los que se necesita conocimientos científicos, técnicos, prácticos o artísticos determinados.