Informe pericial

La realización del Informe pericial necesita de una metodología definida que ayude a potenciar la coherencia en el estudio objetivo realizado por el perito.

Una vez tengamos la solicitud del informe pericial, el propio profesional analiza la información relacionada sobre el caso y comienza la elaboración del informe antes de tomar decisiones relevantes, para conocer el contexto y recopilar toda la documentación necesaria para comprobar si es posible realizar el caso.

Cuando toda la información es conseguida, determinada y aprobada, el perito pasa a ejecutar su técnica y metodología cuidadosamente para terminar plasmando todo de la mejor manera posible y veraz en el informe pericial, informes con gran validez judicial de la mano de un auténtico profesional.

La metodología aplicada debe reflejarse de una manera comprensible para el destinatario; también debemos añadir al informe el protocolo de trabajo de cada especialidad y apoyarlo todo con gráficos ilustrativos, teniendo en cuenta que los anexos y documentos adjuntos son importantes en su justa medida, por ello debemos saber qué adjuntar y cuántos adjuntar, todo aquello que sea relevante y que pueda ayudar a esclarecer lo sucedido será perfecto, pero no debemos pecar en querer conseguir un "volumen" de dictamen, siempre será importante exponer cualquier circustancia que pueda afectar al desarrollo correcto del documento y descartar todo lo secundario.